Las habilidades académicas pueden contribuir significativamente a la posibilidad de encontrar un trabajo, mejorar la situación financiera y acceder a un nivel superior de educación. Entre las habilidades escolares, lectura y matematicas son los que impactan prácticamente en todas las etapas de la vida de un estudiante. Varios estudios han intentado identificar variables relacionadas con el éxito en estas dos áreas.

En un estudio reciente, Geary y sus colegas (2020) [1] investigaron la relación entre diferentes variables y habilidades de lectura y matemáticas en un grupo de 315 estudiantes de segundo y tercer grado. Todos los participantes fueron evaluados mediante:

  • Prueba de coeficiente intelectual (matrices de Raven y vocabulario)
  • Pruebas relacionadas con la lectura y las matemáticas (operaciones numéricas y pruebas de lectura)
  • Otras pruebas cognitivas (intervalo de dígitos, listas de palabras para memorizar, Prueba de cursos)

Además, se investigó la motivación del estudio (estimación de la importancia de los temas a estudiar), la ansiedad hacia las matemáticas y la conducta atencional.


La inteligencia (junto con la memoria de trabajo) resultó el parámetro principal para predecir la velocidad y precisión de las habilidades de lectura y matemáticas. El comportamiento de atención, por otro lado, parece tener un papel más significativo en las matemáticas que en la lectura. La falta de atención, en la práctica, podría conducir a un aprendizaje más lento de las matemáticas. Otro supuesto al que llegaron los autores después de analizar los datos es que las habilidades espaciales podrían mejorar la efectividad del aprendizaje de las matemáticas; además, las pruebas visuoespaciales (como la prueba de Corsi) podrían ayudar a comprender las diferencias en el éxito matemático entre diferentes niños. La memoria verbal a corto plazo resultó ser el único predictor relacionado con la lectura (precisión y velocidad), pero no con las matemáticas.

Las habilidades cognitivas, la atención en el aula y el interés del sujeto por el tema parecen estar estrechamente relacionados. Por un lado, la falta de atención podría deberse a que el alumno con dificultades académicas tarde o temprano pierde el interés por la materia; además, los estudiantes con mayores capacidades cognitivas invierten más tiempo en el aprendizaje escolar porque tienen menos dificultades. Desde este punto de vista, es necesario hacer los temas más interesantes y fáciles de entender para mantener la atención de los estudiantes; Se ha encontrado que los estudiantes con dificultades tanto en matemáticas como en lectura tienen un mayor riesgo de experimentar problemas educativos y ocupacionales a lo largo de su vida.

Hay muchas variables que pueden correlacionarse con las dificultades académicas (como el entorno en el que se vive, etc.). A pesar de estas limitaciones, este estudio abre nuevas áreas potenciales de investigación para comprender las dificultades académicas más allá de la simple evidencia relacionada con el aprendizaje escolar.

Bibliografía

Geary David C., Hoard Mary K., Nugent Lara, Ünal Zehra E., Scofield John E., Dificultades de aprendizaje comórbidas en lectura y matemáticas: el papel de la inteligencia y el comportamiento atento en clase, Frontiers in Psychology, 11: 3138, 2020

Comience a escribir y presione Enter para buscar

error: Contenido está protegido !!